Somos expertos en

tarimas flotantes

Hace tiempo que tener un suelo de madera dejo de ser una posibilidad al alcance de unos pocos. Su uso se ha extendido gracias a los suelos laminados de madera, o lo que se conoce popularmente como tarima flotante. Una suerte de láminas de madera que se disponen, casi sin obras, encima del suelo que tengamos en nuestra vivienda, oficina o local comercial. Lógicamente, la colocación del mismo dependerá de nuestro presupuesto y necesidades, puesto que la variedad de tarimas flotantes, tanto en calidad como en colores es muy extensa.
La gran demanda ha provocado que nuestra empresa haya ampliado su oferta de servicios, integrando la instalación de tarima con un éxito más que notable, puesto que en poco tiempo hemos conseguido convertirnos en uno de los referentes de Sevilla en este campo.
Es evidente que a la hora de acometer una obra de este tipo (antes de un proyecto siempre hay cuestiones que resolver) usted se haga numerosas preguntas, puesto que se trata de una solución que se pretende perdure en el tiempo.
Así, nos tiene a su disposición para responder a todas y cada una de las cuestiones que se le planteen, pero en cualquier caso, le desgranamos muchos de los detalles de este tipo de trabajos para que puedan ir haciéndose a la idea de cómo irá tomando forma su nuevo proyecto.

El inicio, lo que hay que saber de los suelos de tarima

Los suelos de tarima se han convertido en una de las grandes opciones de decoración porque son realmente buenos en relación calidad/precio, no en vano los hay para todo los presupuestos y algunos tipos son espectacularmente duraderos. A ello, hay que unir que se pueden renovar con cierta facilidad, puesto que su colocación es rápida y limpia.
Para su colocación, lo único que se necesita es un suelo liso, nivelado y seco para que las tablas encajen a la perfección. Los listones los hay de diversos anchos, aunque no se combinan. Es decir, cada modelo tendrá una medida estándar. No podremos utilizar listones anchos para un salón y listones pequeños para una habitación pequeña. Debemos ver la colocación de la tarima en todo su conjunto.

Así trabajamos. Llámenos y pida presupuesto en el 605 02 05 34

¿Dónde se puede comprar tarima flotante en Sevilla?

No se tiene que preocupar de nada. Nosotros le acompañamos en todo el proceso y suministramos todo el material necesario, así como los operarios cualificados para la colocación del mismo. Aun así, debe saber que hay tiendas especializadas en suelos de madera en Sevilla, así como grandes superficies comerciales en las que se pueden adquirir. En este sentido, debe saber que a la hora de comprar un suelo de madera en Sevilla deberá recordar que también debe comprar elementos como los aislantes que sustentarán su nuevo suelo.

 

¿Sólo realizan la instalación de tarima flotante en Sevilla?

Nuestra empresa está radicada en Sevilla pero atendemos demandas de clientes de toda la provincia y de buena parte de Andalucía, sobre todo de Huelva y Cádiz.
La reciente pandemia Covid-19 ha provocado que muchas personas hayan decidido trasladar su residencia a un punto de la provincia, adquiriendo o adecuando una segunda residencia. Una tendencia que no nos es ajena y a la que hemos podido dar soporte gracias a nuestra versatilidad.

 

¿Cuál es la durabilidad de los suelos de tarima flotante?

Por regla general es un producto longevo. La tarima flotante no requiere los cuidados especiales que necesita el parquet, por ejemplo. Simplemente un mantenimiento adecuado y unos cuidados mínimos. No obstante, su durabilidad también vendrá marcada por el tipo de suelo que pongamos y la calidad del mismo. Recuerde que hay superficies específicas para zonas comerciales de mucho tránsito de personas, nada que ver, por ejemplo, con lo que se necesita para un domicilio o un despacho profesional.

Cuidados de los suelos de tarima flotante

La limpieza de un suelo de tarima flotante es similar en todos los casos: mopa, fregona de microfibra y productos adecuados. Eso sí, es conveniente poner protectores de fieltro sobre muebles (sillas y electrodomésticos) que se desplazan con asiduidad y poner medios de protección en las entradas, para que la humedad, gravilla y suciedad no penetren en el domicilio.
Con todo, no estamos hablando de una superficie indestructible, por lo que los accidentes se pueden producir y los temidos arañazos hacer acto de presencia. Tranquilidad, también hay remedios para casos más o menos graves. Se pueden reparar con los habituales kits de color. Si el daño es considerable, lo adecuado es la sustitución de la superficie en concreto. Una operación que se realizará sin mayores contratiempos, de la misma forma que se realizó la primera instalación.

Soy un manitas, puedo acometer la instalación de mi suelo laminado

Claro que sí. No es un proceso complicado si es usted lo que se dice un manitas. Las láminas de madera llevan un sistema de clic que consigue que el suelo quede perfectamente. Eso sí, deberá contar con herramientas de corte específicas para la tarea. Desde luego, si no quiere complicarse la vida, confíe en nosotros, somos una empresa especializada en la instalación de tarima flotante en Sevilla, con más de 25 años de experiencia y con unos precios que le sorprenderán gratamente.

¿Dónde puedo instalar el suelo de tarima flotante?

No todos los usos son iguales, por lo que deberá tener claro cuál será la dureza que deba tener su suelo. No parece razonable instalar en un domicilio un suelo que esté destinado a una superficie comercial, con miles de visitantes diarios, y al contrario. A partir de ahí, la tarima flotante puede ser instalada en cualquier parte. Un salón, un dormitorio o en toda la casa si confía en una empresa como la nuestra, con unos precios muy competitivos.
Para que se haga una idea, le mostramos la clasificación de suelos, y cuál es la nomenclatura por las que los podrá reconocer en los catálogos o centros comerciales.
Dicha clasificación se realiza gracias al método de prueba Taber, que mide la abrasión necesaria para deteriorar la capa superior de nuestro futuro suelo laminado.

 

Uso Residencial

  • AC1 (clase 21): muy poco tránsito. Ideal para habitaciones.
  • AC2 (clase 22): tránsito moderado con niveles con uso y desgaste, tales como comedores.
  • AC3 (clase 23): salones, solarios y recibidores de tránsito moderado.

Uso Comercial

  • AC4 (clase 32): espacios comerciales con un tránsito general y local, tales como oficinas, cafeterías, salones de belleza y tiendas de ropa o espacios residenciales.
  • AC5 (clase 33): áreas con un tránsito entre medio y alto que requieran una resistencia equivalente, tales como tiendas de ropa, salones de exposiciones, restaurantes y escuelas.
  • AC6 (clase 34): áreas con un tránsito muy intenso, tales como supermercados, terminales de aeropuerto y edificios gubernamentales abiertos al público.

Así se comprueba la calidad de los suelos laminados